Fotoperiodismo y fotografia documental en México desde 1968. El color de Mayo del 68 francés. La revista Paris Match frente a los acontecimientos de mayo y junio de 1968

Le projet “Fodomex. Photographie et Photoreportage au Mexique. Fotoperiodismo y fotoreportaje en México” (université de Toulouse, CNRS) s’est terminé par la publication (post-covid) de l’ouvrage Fotoperiodismo y fotografia documental en México desde 1968,1.ª ed. Universidad Autónoma de la Ciudad de México – UACM, 2022, dirigé par Marion Gautreau (Université Jean Jaurès, Toulouse), Rebeca Monroy Nsar (Direccion de Estudios Historicos/Instituto Nacional de Anthropologia e Historia) et Alberto del Castillo Troncoso (Instituto Mora, México).

Interventions orales au colloque de 2018 sur canal U en vidéo avec diaporamas, ici.

Pour cet opus, j’ai pour ma part traduit en espagnol  mon article paru dans Études photographiques n°26 (2010) sur le traitement des événements de mai juin 1968 par le magazine Paris Match (ici avec l’iconographie ; in english here), avec la complicité de Joshua Juarez Aguilar,  Gaby David et Amaranta Caballero – qu’ils en soient ici grandement remerciés.

El color de Mayo del 68 francés. La revista Paris Match frente a los acontecimientos de mayo y junio de 1968.

Resumen.

A mediados de mayo de 1968, el sindicato del libro, al que pertenecen la mayoría de los trabajadores de la imprenta y el papel, se une al movimiento general. Las huelgas afectan directamente la prensa semanal, especialmente la revista más importante de la época, Paris Match : el semanario no parece durante cuatro semanas sucesivas. Cuando se publica de nuevo, vuelve a los eventos que datan de más de un mes. La editorial elabora el 15 de junio una narrativa retrospectiva de “mayo del 68”. A pesar de que la huelga sigue, Paris Match ofrece ya una lectura histórica de los eventos de esa primavera, apoyada por un tratamiento formal inusual para la revista. Éste se debe a restricciones técnicas relacionadas con la huelga de la imprenta. Esta disfunción puntual se convierte entonces en el índice de trabajo de elaboración de la información por parte del personal editorial de la revista.

Una versión en francés (y en inglés) fue publicada en 2010 en la revista Études photographiques n°26, con notas más desarrolladas y una iconografía más completa (aqui o aca). La autora agradece por los consejos a Josué Juárez Aguilar, Gabriela David y Amaranta Caballero.

Introducción.

La mayoría de los trabajadores de las imprentas y de las industrias del papel pertenece al sindicato de libros. A petición de dicho sindicato dominado por la CGT[1], estos trabajadores se unen al movimiento general de huelga que afecta directamente las revistas y la prensa semanal. Las oficinas editoriales de las revistas francesas L’Express, Le Nouvel Observateur y Paris Match enfrentan problemas de imprenta y de difusión que impactan inmediatamente sus publicaciones. Los semanarios reaccionan de manera diferente ante estos movimientos sociales y políticos que afectan su economía y el fotoperiodismo de información. L’Express y Le Nouvel Observateur se adaptan porque comparten ciertas ideas políticas del movimiento. Por el contrario, Paris Match no es publicado durante cuatro semanas consecutivas. Reaparece de nuevo el 15 de junio. Pero la revista de información no relata entonces lo que está sucediendo, sino que retoma el hilo de los acontecimientos a partir del 18 de mayo, fecha en la cual se había detenido su propia difusión. Sin embargo, el estatuto de dicha información ha cambiado: las noticias de mediados de mayo son a mediados de junio eventos del pasado. En este número del 15 de junio, la editorial ofrece una lectura retrospectiva de los eventos de la primavera de 1968, contados como finalizados. Esta historia es transmitida por un tratamiento formal en blanco y negro que traduce, y defiende, las intenciones editoriales de la revista, apoyando al general De Gaulle en la víspera de la primera ronda de elecciones legislativas en junio. Este tratamiento formal en blanco y negro es inusual para la revista que publica en color. Por lo tanto, revela como las restricciones técnicas se suman a las restricciones económicas e ideológicas con las cuales se elabora la información.

Hábitos editoriales alterados

A principios de mayo de 1968, toda la prensa francesa se emociona ante los espectaculares enfrentamientos entre los estudiantes y la policía, que tuvieron lugar el 6 de mayo en la Sorbona[2]. Hacen la portada de los periódicos cotidianos y las revistas semanales, es decir L’Express, Le Nouvel Observateur y particularmente Paris Match en aquella época, dedican reportajes de varias páginas. Cada una de aquellas revistas semanales tiene sus hábitos editoriales que se expresan particularmente en el uso del blanco y negro o el color. El blanco y negro domina en L’Express y Le Nouvel Observateur pero Paris Match es muy colorido. De gran formato, la portada es en color, su número de páginas varía entre 150 y 180, de las cuales sólo la mitad se imprime en blanco y negro. Un tercio del número consiste en publicidad y el resto de información. Adquirida por Jean Prouvost en 1938, la revista deportiva Match, se convirtió en una revista de noticias, al reaparecer en 1949. Al elegir el color se diferencia inmediatamente de sus competidores. En su testimonio, el ex periodista Guillaume Hanoteau subraya esta elección, ya que ésta caracteriza, según él, el atrevimiento que definía al equipo de la revista: “Se había decidido en el Consejo de Administración que para lanzar Paris Match, dedicaríamos muchas de sus páginas a fotos en color. Fue una innovación. El Match, revista de pre-guerra, nunca había usado el color […]. Uno quería, sin embargo, en 1950, provocar con este color una sorpresa y un shock. Esto no fue sin imprudencia porque la técnica de estas fotos aún era poco conocida en Francia[3]”. Al menos uno de los reportajes anunciados en la portada de la revista, se ilustraba en color en las páginas interiores, jerarquizando la información a través del color[4]. En el caso de la revista, el dominio progresivo de las técnicas de color era parte del proceso de tratamiento de las noticias. Paris Match obtuvo éxito rápidamente con una impresion tres veces mayor que el de sus competidores : disfrutaba de una supremacía poco cuestionable con los lectores en 1968 ya que en ese momento era la revista más leída[5] y también era muy importante para los profesionales del fotoperiodismo de aquella época. En su biografía, Hubert Henrotte, director de dos de las más importantes agencias fotográficas de aquél entonces (Gamma y Sygma a partir de 1973), rara vez especifica el nombre de las revistas en las cuales se publicaron las fotos y/o los reportajes de sus agencias, excepto para las publicaciones en Paris Match[6]. Estas están asociadas sistemáticamente al éxito, a la consagración del fotógrafo y de la agencia[7]. En la primavera de 1968, Paris Match domina la prensa semanal de información, se distingue por un uso importante del color, y es la revista de referencia en la cual hay que publicar sus fotos.

El 10 y 11 de mayo, después de la primera noche de barricadas en el barrio latino de Paris, las tres revistas dedican por primera vez su portada a los eventos calificados de “estudiantiles”. Cada una utiliza una fotografía similar que mostraba el choque entre estudiantes y policiales. La sincronía de reacción demuestra la importancia que dan a aquellos eventos. Cada revista adopta el tratamiento habitual que la caracteriza con respeto a los textos, imágenes y maquetación : un reportaje en blanco y negro en Le Nouvel Observateur y L’Express ; una portada en color para L’Express y Paris Match ; y una mezcla de iconografía en color y en blanco y negro para Paris Match, hecho que resalta su diferencia al titular en la portada « La rebeldía de los estudiantes – nuestros documentos fotos en color. » [Fig. 01-02-03]

Figure 01 : « La France face aux jeunes » [Francia frente a los jóvenes], Le Nouvel Observateur, n°183, 15-21 de mayo de 1968, portada. Fig. 02 : « Etudiants : l’insurrection » [Estudiantes : la insurrección], L’Express, n°882, 13-19 de mayo 1968, portada. Fig. 03 : « La Révolte des étudiants » [La rebelión de los estudiantes], Paris Match, n°997,18-23 de mayo 1968, portada.

Reaccionando a estos violentos enfrentamientos, los trabajadores se unen oficialmente al movimiento de protesta para la gran manifestación unitaria del 13 de mayo. A petición del sindicato de libros dominado por la CGT[8], los trabajadores del papel y las imprentas también se movilizan y comienzan un movimiento de huelga, heredero de una larga tradición de luchas y demandas. La participación de estos trabajadores del libro y del papel en el movimiento social general interrumpe la cadena de producción de la prensa, especialmente la impresión y distribución de la prensa semanal[9].

Desde entonces y en relación a los movimientos, las tres editoriales no reaccionan de la misma manera: sus maneras de enfocar los eventos se modifican. L’Express mantiene su publicación semanal habitual hasta el 20 de mayo (n°883). Luego publica un suplemento excepcional, parecido a un diario cotidiano (hasta utilizan el mismo tipo de papel) en cuatro hojas y una portada en negro, blanco y rojo. La editorial explica esa forma y maquetación especial ligadas a perturbaciones que son debidas a la huelga y que apoya[10]. La revista no publica regularmente hasta el 17 de junio. También Le Nouvel Observateur mantiene una publicación normal hasta el 22 de mayo. La editorial explica el retraso del n°184 titulado “Le Grand Chambardement” [El gran trastorno][11]. Publica el número 185 (cuatro hojas plegadas, 16 páginas) con fecha “jueves 30 de mayo de 1968”, impreso en Alemania y presentado como una edición especial. El siguiente número, con fecha “viernes 7 de junio”, aparece sin mencionar el lugar de impresión y con una cantidad de páginas dos veces menos importante que la habitual (32 páginas). La revista reanuda su ritmo semanal regular a partir del 12 de junio (n°187) solamente.

Por su parte, entre el 18 de mayo y el 15 de junio, Paris Match no publica nada. En el número  998 del 15 de junio, la editorial firma una nota excepcional junto al sumario en la cual explica el aumento del precio y aprovecha la oportunidad para recordar las ambiciones de la revista : no explica su larga ausencia en los kioscos[12]. L’Express y Le Nouvel Observateur apoyan los movimientos de huelga. Sin embargo, Paris Match los evoca sólo para agradecer a quienes los han apoyado en lo que obviamente se ha experimentado como una dura prueba[13]. La mención de un problema en las suscripciones funciona como único indicio a la interrupción de la publicación.

A mediados de junio, cuando se detienen las huelgas en las imprentas las tres revistas reaparecen. L’Express y Le Nouvel Observateur regresan a su línea editorial habitual: sus portadas cubren los movimientos de huelga que siguen entonces ; enfocan las futuras elecciones parlamentarias y se centran en un período marcado por el debate. De hecho, L’Express titula “Vive & à bas” [Viva y abajo] la edición del 17 de junio y publica en la portada de la siguiente edición una fotografía metafórica de tómbola. “Insurgentes de la televisión”, titula por su parte, Le Nouvel Observateur del 12 de junio para centrarse luego en las figuras del debate “Mendes-France, J-P Sartre, Kastler”. En cambio, Paris Match se distingue en su edición del 15 de junio 1968 : titulando “Journées historiques” [Días históricos], la portada propone una fotografía singular en blanco y negro representando la primera noche de las barricadas del 10 de mayo. Eventos de hace más de un mes figuran así como actualidades al reaparecer la revista la más leída en Francia. [Fig. 04]

Figure 04 : « Les journées historiques : des barricades aux élections Toutes les photos » [Días históricos : de las barricadas a las elecciones], Paris Match, n°998, 15-22 de junio de 1968, portada.

Relegar los eventos contemporáneos a la historia

La redacción de Paris Match inscribe el n°998 del 15 de junio en la continuidad editorial del precedente, que data del 18 de mayo. Un mes antes, proponía un reportaje de 23 páginas sobre los eventos “estudiantiles” (en ese entonces contemporáneos de la publicación), enfatizando en lo más espectacular: la primera noche de las barricadas y los enfrentamientos del 6 de mayo. En la edición del 15 de junio, la editorial vuelve a tomar la narración de los eventos como si fueran una continuidad cronológica de la edición anterior. A pesar de que se llevan a cabo negociaciones en algunas fábricas, que la huelga sigue en otras (Renault, Citroën, televisión nacional ORTF[14]…), y que la campaña para las elecciones legislativas ha comenzado, la revista Paris Match propone un número dedicado a los acontecimientos de la primavera de 1968 presentándolos ya  como un balance.

En 1968, la revista Paris Match se construye según un modelo que puede alterarse para adaptarse a las noticias de último minuto. Respetando la restricción de la impresión hoja por hoja, los encabezados habituales figuran en ambos lados de la doble página central del número. El n°998 guarda esta estructura pero la adapta para construir un número totalmente dedicado a los eventos de “mayo del 68”. Al relegar la primera serie habitual de publicidad en color y en blanco y negro, la revista empieza este número con la página de sumario, seguida por las páginas de la sección « Le Match de la vie – Le Monde/la France ». Éstas se caracterizan por un papel mate y su color rojo. Pero esta maquetación ha desaparecido en el número del 15 de junio: las primeras páginas se dedican totalmente a lo anunciado en el título : “Estos veinte días increíbles de mayo de 1968 que sacudieron a Francia y al gaullismo”. No se habla de ninguna otra noticia, ni siquiera internacional como se hace habitualmente, en estas páginas. Por otro lado, las seis páginas dedicadas a las actualidades culturales que cierran la publicación – bajo el título genérico « Le Match de la Vie – à Paris » –, sólo se refieren a los trastornos que las instituciones culturales han sufrido después de los movimientos (Festival de Cine de Cannes, Teatro del Odeon, ORTF …). De igual manera, 166 páginas componen en total este número, de las cuales cincuenta (páginas 55 a 105) están dedicadas a lo anunciado en la sección « Match actualité ». Narran el relato anunciado con el título propuesto en la portada : “Les Journées historiques – des barricades aux élections[15]“. Por fin, varios reportajes se suceden en las páginas centrales de un número habitual de Paris Match. Pero en él del 15 de junio, sólo se dedican ocho páginas a la historia en imágenes del asesinato de Robert Kennedy en los Estados Unidos el 5 de junio. Organizado alrededor de sesenta páginas centrales (páginas 55 a 114) de las cuales cincuenta se refieren al “mayo del 68”, enmarcadas por páginas de publicidad y las secciones habituales que abren y cierran la revista pero centradas en las mismas problemáticas, el número del 15 de junio de Paris Match da un lugar excepcional[16] a los eventos de la primavera de 1968, estableciendo su importancia y monumentalizándolos.

Bajo el título “Días históricos – de las barricadas a las elecciones”, la redacción de la revista propone el relato de un momento que es presentado como ya terminado, encerrando los eventos de aquella primavera francesa de 1968 en un pasado histórico. El 15 de junio, “el mayo del 68 francés” según Paris Match ya ha pasado a la Historia. Con cincuenta páginas de reportaje, la redacción propone una narrativa de nueve capítulos seguidos, que construyen una retrospectiva con una lógica reconstruída de estos días descritos como históricos. Ideológicamente orientada, la narrativa cumple la promesa anunciada en la portada : relata el paso de una situación definida como anárquica e insurreccional – las “barricadas” – al retorno a una democracia ordenada – “las elecciones”. [Fig. 05].

Fig. 05: Paris Match, n°998, 15-22 de junio de 1968, sumario del reportaje, p. 55.

Cada uno de estos capítulos es señalado con una fotografía en doble página, metódicamente incluída en el sumario inicial. Después de recordar la primera noche de las barricadas el 10 de mayo, la narrativa se organiza así : “gran marcha del 13 de mayo (1), se extiende la huelga (2), La Sorbona abierta a todos (3), los jóvenes están en la calle (4), acuerdos de Grenelle (5), el gobierno está preocupado (6), marea tricolor en los Campos Elíseos (7), batalla en el campo en Flins (8), Otra “terrible noche” (9)[17]. Cada episodio se basa en eventos elegidos y distinguidos por el personal editorial. La cantidad de páginas y de fotos dedicadas a cada episodio indica la importancia dada por los periodistas a ello. Con diez doble páginas (casi la mitad del reportaje), el conjunto insiste en las noches de enfrentamientos espectaculares y lo subversivo de las demandas de los estudiantes. Con sólo dos páginas dobles se recorre la totalidad de los movimientos de huelga bajo un título genérico “se extiende la huelga”. Insisten en el fracaso de la unión entre los estudiantes y el mundo del trabajo y el fracaso de los acuerdos de Grenelle. Por otro lado, la narrativa retrospectiva valoriza el personaje Charles De Gaulle. La fotografía del presidente en el helipuerto de Issy-Les-Moulineaux el 29 de mayo de 1968 al regresar de Baden-Baden después de su “desaparición” y tomada por Henri Bureau sigue la que muestra al gobierno muy preocupado en la Asamblea Nacional. Este reparto de las páginas describe el regreso del presidente como la respuesta a los problemas del gobierno. Las siguientes tres páginas dobles están dedicadas a la demostración de apoyo al presidente del 30 de mayo y confirman la orientación política de la narrativa. Los eventos posteriores al 30 de mayo se denominan estallidos irrisorios. Se cierra con una fotografía de jóvenes bailando alrededor de un fuego nocturno con la leyenda: “la campaña electoral comienza con un baile alrededor de paneles en llamas”. Evocando las fotografías de las barricadas en llamas, la imagen favorece la confusión entre los dos actos y sugiere la falta de respeto de los jóvenes por las herramientas de la democracia. La fotografía de la última doble página muestra al líder Daniel Cohn-Bendit frente a la Puerta de Brandenburgo en Berlín, con una maleta en la mano, y subtitulada: “Y ahora va a predicar la anarquía en toda Europa”. Estamos entonces a la víspera de la primera ronda de las elecciones legislativas de junio de 1968. Sin mención de los debates políticos relacionados con los movimientos, esta narrativa por su construcción relata los eventos como un episodio subversivo pero ya terminado.

La maquetación[18]sostiene las elecciones ideológicas que se leen en la construcción de la narrativa. Se evoca en varias ocasiones en los artículos (especialmente en el número anterior del 18 de mayo) la guerra en Argelia con la cual se compara la “rebeldía estudiantil” [19]. Dos momentos en los cuales la legitimidad del presidente y del gobierno se discute. La referencia se lee también en la maquetación de la portada del número  998 del 15 de junio, muy similar a la del número  dedicado a la “Rebelión de Argel”: una banda negra con el Título  en mayúsculas acompañado de una fotografía excepcionalmente en blanco y negro[20]. [Fig. 06]

Fig. 06 : « La Rébellion d’Alger » [la Rebelión de Argel] Paris Match, n°630, 06-12 de mayo de 1961, portada.

La comparación entre los dos acontecimientos, sugerida por la proximidad formal, se nota también el los títulos. El número  del 6 de mayo de 1961 anunciaba “Lo que no han podido ver. Un testimonio para la historia. Del alba del golpe de estado a la noche de la rendición. La rebelión de Argel”. El fallido intento de golpe por parte de miltares del ejército francés en Argelia a fines de abril de 1961 ahora se denomina “golpe de estado de los generales” o “Putsch de Argel”. En este número del 6 de mayo, el equipo editorial de Paris Match anuncia que ofrece una lectura histórica e imágenes del golpe en forma de retrospectiva. El término “rebelión”, cuestionable desde un punto de vista histórico pero elegido para esta portada en 1961, sostiene el acercamiento ideológico, ya no sólo formal, entre el intento de golpe y los eventos de “mayo del 68”, definidos como rebeldía e insurrección. Los textos, la maquetación y las imágenes elaboran en un conjunto una narrativa partidista de los eventos. En las páginas interiores del número  998, solamente un reportaje acompaña a las cincuenta páginas dedicadas a los eventos de la primavera de 1968. Trata del asesinato de Robert Kennedy el 5 de junio de 1968 y funciona, en este contexto editorial, como la versión implícita y trágica de estas “rebeliones” a las que el poder político se está enfrentando. Estas comparaciones, sostenidas por el tratamiento formal, construyen la guerra de Argelia y el Mayo del 68 como dos pruebas [artificialmente] similares a las que se ha enfrentado el poder gaullista. La fotografía en blanco y negro en la portada lo confirma : la revista no lo utiliza sino para unos cuantos números cuya dimensión histórica quiere subrayar[21]. La totalidad del n°998 del 15 de junio de 1968 contribuye así a la historización mórbida de los eventos aunque siguen vivos y demuestra el apoyo de la redacción al General de Gaulle, en vísperas de la primera ronda de las elecciones legislativas.

Convertir la restricción técnica en un activo editorial

Sin embargo, en el contexto de la huelga de la imprenta, las problemáticas de tratamiento formal en color o en blanco y negro se revisan a la luz de las limitaciones técnicas impuestas a la redacción por las consecuencias de los movimientos sociales.

En el n°998 del 15 de junio, sólo los anuncios publicados anteriormente por la revista (que tiene su modelo impreso) son en color. El reverso rojo de titulares de noticias « le Match de la vie » ha desaparecido y la iconografía de los reportajes es exclusivamente en blanco y negro. Este tratamiento es inusual en la revista que publica fotografías en color para resaltar los eventos que se consideran importantes y que posee muchas fotografías en color de estos eventos[22]. El grupo industrial de prensa Prouvost trabaja en 1968 con la imprenta Chaix-Desfossés-Néogravure. La imprenta matriz está ubicada en Issy-les-Moulineaux, una de las más importantes de la época :

“En los años 1970-1980, “La Neogravure” es una imprenta poligráfica: se usa el proceso de grabado como el de offset. Como impresora comercial, no imprime una prensa diaria … produce principalmente revistas semanales. Por ejemplo, Elle, Marie-Claire, Paris Match, Him, Playboy, Le Chasseur français, el catálogo de La Redoute… En ese momento, es la primera imprenta francesa, la tercera en Europa y tiene el material de heliograbado en Europa más moderno[23].”

La imprenta se declara en huelga a mediados de mayo, como se menciona en un comunicado del 13 de mayo de 1968 (CGT – FSM), firmado por “los representantes electos de los dos colegiados de las cedes de Saint-Ouen e Issy”. El conflicto se intensifica después de los “acuerdos de Grenelle” a finales de mayo y los primeros protocolos de los acuerdos se llevan a cabo el 8 y 9 de junio, y luego el 14 y 15 de junio, fecha exacta de la reaparición de Paris Match con el n°998. [Fig. 07]

Fig. 07 : « ouvriers de l’imprimerie Chaix-Desfossés-Néogravure en grève » [trabajadores en huelga de la imprenta Chaix-Desfossés-Néogravure], fotografía en blanco y negro, 13/18cm, anónima. Es una fotografía ilustrativa, no documental : no tiene fecha precisa. Pertenece a los archivos « Mayo del 68 » de los Archivos del Comité de Empresa de la Neogravure (1946-1979), Centro de Historia social del siglo XX, Universidad Sorbona Paris 1.

La repartición de puestos en la imprenta indica que el procesamiento en color se practica dentro de la misma compañía pero no corresponde a los mismos grupos de trabajo que el tratamiento en blanco y negro. Primero, regresa al trabajo el grupo de la impresión en blanco y negro. Pero él de la impresión en color, que requiere más cuidado, sigue detenido: este problema técnico contribuye a explicar la excepción de la iconografía del n° 998.

Cuando reaparece a mediados de junio, Paris Match tiene que aceptar un tratamiento en blanco y negro de las noticias, impuesto por razones técnicas que contrasta con sus hábitos y su fuerza editorial. Esta restricción técnica con consecuencias formales se agrega a cuestiones económicas (cuatro semanas de interrupción de la publicación) e ideológicas (el deseo de apoyar al General de Gaulle) que presiden a la concepción de este número. La elección de una retrospectiva en cincuenta páginas corresponde a una reacción editorial pragmática, a un conjunto de imperativos. Esto permite utilizar el material fotoperiodístico acumulado durante las semanas de interrupción. También permite una narrativa histórica de eventos contemporáneos que propone, como resultado lógico, la confirmación del general De Gaulle en sus deberes. Finalmente, da significado a la restricción formal del tratamiento en blanco y negro. Inusual para Paris Match, la impresión en blanco y negro de este número especial “Mayo del 68” se convierte, en esta construcción de noticias, en el color de la Historia. Por lo tanto, el blanco y negro ya no se percibe como una restricción técnica, sino como una forma oportuna para describir su narrativa de eventos. La restricción del blanco y negro, que debilita la revista, se ha convertido en un activo editorial. Esta disfunción puntual se ha convertido en el índice de trabajo de elaboración de la información por parte del personal editorial de la revista.

Conclusión.

La portada del n°998 del 15 de junio de 1968 de Paris Match anuncia: “Todas las fotos” sin mencionar el problema técnico y accidental que ha restringido e inducido el tratamiento formal elegido para mediatizar los eventos. Haciéndolo funcionar con todas las demás decisiones que presidieron la maquetación de este número, se asume como algo natural para la revista. El hecho de que no ha sido una verdadera elección – ya que ha sido impuesto por razones técnicas –, permite percibir (hoy) el conjunto editorial que es una revista. La iconografía accidentalmente en blanco y negro da a conocer que no son las imágenes que transmiten una interpretación ideológica de los eventos sino la elaboración compleja del número entero – textos, imágenes y maquetación. La narrativa retrospectiva bien ordenada, ya conmemorativa, está sostenida por una iconografía y unas elecciones formales, que, en este contexto editorial, pueden entenderse como historización. La totalidad del número de Paris Match – como forma global[24] – relega el Mayo del 68 en las redes de la Historia.

Al título “Todas las fotos”… podríamos agregar y especificar, todas las fotos que hay que conocer y guardar en la memoria sobre el Mayo del 68 en Francia. Muy parecido a un álbum de fotos de recuerdos ¿ qué impacto, qué persuasión y qué durabilidad puede pretender una forma mediática tan eficiente por parte de la revista de noticias francesa más importante y más influyente de la época en la interpretación de aquellos acontecimientos históricos?

[1] CGT : Confederación General del Trabajo.

[2] Philippe ARTIÈRES, Michelle ZANCARINI-FOURNEL (dir.), Mai 68, une histoire collective [1962-1981], La Découverte, Paris, 2008, p. 215.

[3] Guillaume HANOTEAU, La Fabuleuse aventure de Paris-Match, Paris, Plon, 1976. p. 39-40. Jean-Marie CHARON, La Presse magazine, Paris, éditions La Découverte, collection Repères, 2008 [1era edición, 1999], p. 13.

[4] Entrevista del 1er/10/09 con Dominique Brugière técnico de laboratorio de Paris Match entre 1965 y 1971 (en servicio militar en las Antillas, enero de 1968-abril de 1969).

[5] Thierry GERVAIS, Gaëlle MOREL, capítulo 6 de L’Art de la photographie – des origines à nos jours [El arte de la fotografía. De los orígenes a nuestros días], Paris, Citadelles et Mazenod, 2007, André GUNTHERT, Michel POIVERT (dir.), p. 338. Jean-Marie CHARON, op. cit., p. 13.

[6] Jean-Louis Gazignaire, Hubert Henrotte (dir.), Le Monde dans les yeux. Sygma. L’âge d’or du photojournalisme [El mundo en los ojos. La edad de oro del fotoperiodismo], Paris, Hachette Littératures, 2005.

[7] Ibid. p. 19, 21, 27, 60, 72, chapitre 8  « Roger Thérond, el gigante de Paris-Match » (p. 77-87).

[8] CGT : Confederación General del Trabajo.

[9] Los huelguistas mantienen la prensa cotidiana para la diversidad de la información.

[10] L’Express, p. 2 del número excepcional publicado entre el n°883 del 20-26 de mayo y el n°884 del 17-23 de junio de 1968.

[11] Le Nouvel Observateur n°184 del 22 al 28 de mayo de 1968, p. 23.

[12] Paris Match n°998 del 22 de junio de 1968, p. 3.

[13] Nicolas de RABAUDY, Nos Fabuleuses années Paris Match [Nuestros años maravillosos en Paris Match], Paris, Scali Document, 2007, p.168-169.

[14] ORTF : Oficina de Radiodifusión-televisión Francesa.

[15] « Días históricos – de las barricadas a las elecciones ».

[16] Jean DURIEUX, Patrick MAHE, Les Dossiers secrets de Paris Match [Los archivos secretos de Paris Match], Paris, Robert Laffont, 2009. p. 135.

[17] Paris Match n°998 del 15 de junio de 1968, p. 55.

[18] El historiador de la fotografía Thierry GERVAIS propone “mise en forme de l’information”, en « L’Illustration photographique. Naissance du spectacle de l’information (1843-1903) » [La ilustración fotográfica. Nacimiento del espectáculo de la información (1843-1903)], tesis de doctorado en historia, EHESS, 2007, capitulo 4. En línea : https://issuu.com/lhivic/docs/l-illustration-photographique, consultado el 13/04/2019.

[19] Título del n°997 del 18 de mayo de 1968.

[20] Esta maquetación de la portada es utilizada dos veces más.

[21] Vean las portadas de Paris Match desde 1949 :

http://paiement.parismatch.com/commande_numero/journal_commander.php?texte=1968&separ=OR&encadrement==&champs0=05/08/2008&x=0&y=0, consultado el 01/04/2019.

[22] Paris Match n°997 del 18 de mayo, n°999 del 15 de junio y n°1000 del 23 de junio de 1968.

[23] Inventario de Robert Codineau (en 1981-82) de una parte de los archivos del Comite de la Empresa de la Néogravure (1946-1979), Centro de Historia social del siglo XX, Universidad Sorbona Paris 1 ; Folleto n°6, 1981-1982, p. 87-103.

[24] André  GUNTHERT, Thierry Gervais, “Les Images publiques ont une histoire”, Études Photographiques, n°20, de junio de 2007, p. 2-3. En línea: http://etudesphotographiques.revues.org/index894.html, consultado el 13/04/2019 ; Thierry Gervais, L’Illustration photographique…, op. cit., p. 404 y p. 418-452.



Citer ce billet
Audrey Leblanc (2023, 24 février). Fotoperiodismo y fotografia documental en México desde 1968. El color de Mayo del 68 francés. La revista Paris Match frente a los acontecimientos de mayo y junio de 1968. Le Clin de l'oeil. Consulté le 18 avril 2024, à l’adresse https://doi.org/10.58079/mxqw

Laisser un commentaire

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.