Archives par mot-clé : couleurs

Fotoperiodismo y fotografia documental en México desde 1968. El color de Mayo del 68 francés. La revista Paris Match frente a los acontecimientos de mayo y junio de 1968

Le projet “Fodomex. Photographie et Photoreportage au Mexique. Fotoperiodismo y fotoreportaje en México” (université de Toulouse, CNRS) s’est terminé par la publication (post-covid) de l’ouvrage Fotoperiodismo y fotografia documental en México desde 1968,1.ª ed. Universidad Autónoma de la Ciudad de México – UACM, 2022, dirigé par Marion Gautreau (Université Jean Jaurès, Toulouse), Rebeca Monroy Nsar (Direccion de Estudios Historicos/Instituto Nacional de Anthropologia e Historia) et Alberto del Castillo Troncoso (Instituto Mora, México).

SOMMAIRE  à venir (à l’oral intervention du colloque de 2018 sur canal U en vidéo avec diaporamas, ici).

Pour cet opus, j’ai pour ma part traduit en espagnol  mon article paru dans Études photographiques n°26 (2010) sur le traitement des événements de mai juin 1968 par le magazine Paris Match (ici avec l’iconographie ; in english here), avec la complicité de Joshua Juarez Aguilar,  Gaby David et Amaranta Caballero – qu’ils en soient ici grandement remerciés.

El color de Mayo del 68 francés. La revista Paris Match frente a los acontecimientos de mayo y junio de 1968.

Resumen.

A mediados de mayo de 1968, el sindicato del libro, al que pertenecen la mayoría de los trabajadores de la imprenta y el papel, se une al movimiento general. Las huelgas afectan directamente la prensa semanal, especialmente la revista más importante de la época, Paris Match : el semanario no parece durante cuatro semanas sucesivas. Cuando se publica de nuevo, vuelve a los eventos que datan de más de un mes. La editorial elabora el 15 de junio una narrativa retrospectiva de “mayo del 68”. A pesar de que la huelga sigue, Paris Match ofrece ya una lectura histórica de los eventos de esa primavera, apoyada por un tratamiento formal inusual para la revista. Éste se debe a restricciones técnicas relacionadas con la huelga de la imprenta. Esta disfunción puntual se convierte entonces en el índice de trabajo de elaboración de la información por parte del personal editorial de la revista.

Una versión en francés (y en inglés) fue publicada en 2010 en la revista Études photographiques n°26, con notas más desarrolladas y una iconografía más completa (aqui o aca). La autora agradece por los consejos a Josué Juárez Aguilar, Gabriela David y Amaranta Caballero.

Introducción.

La mayoría de los trabajadores de las imprentas y de las industrias del papel pertenece al sindicato de libros. A petición de dicho sindicato dominado por la CGT[1], estos trabajadores se unen al movimiento general de huelga que afecta directamente las revistas y la prensa semanal. Las oficinas editoriales de las revistas francesas L’Express, Le Nouvel Observateur y Paris Match enfrentan problemas de imprenta y de difusión que impactan inmediatamente sus publicaciones. Los semanarios reaccionan de manera diferente ante estos movimientos sociales y políticos que afectan su economía y el fotoperiodismo de información. L’Express y Le Nouvel Observateur se adaptan porque comparten ciertas ideas políticas del movimiento. Por el contrario, Paris Match no es publicado durante cuatro semanas consecutivas. Reaparece de nuevo el 15 de junio. Pero la revista de información no relata entonces lo que está sucediendo, sino que retoma el hilo de los acontecimientos a partir del 18 de mayo, fecha en la cual se había detenido su propia difusión. Sin embargo, el estatuto de dicha información ha cambiado: las noticias de mediados de mayo son a mediados de junio eventos del pasado. En este número del 15 de junio, la editorial ofrece una lectura retrospectiva de los eventos de la primavera de 1968, contados como finalizados. Esta historia es transmitida por un tratamiento formal en blanco y negro que traduce, y defiende, las intenciones editoriales de la revista, apoyando al general De Gaulle en la víspera de la primera ronda de elecciones legislativas en junio. Este tratamiento formal en blanco y negro es inusual para la revista que publica en color. Por lo tanto, revela como las restricciones técnicas se suman a las restricciones económicas e ideológicas con las cuales se elabora la información.

Hábitos editoriales alterados

A principios de mayo de 1968, toda la prensa francesa se emociona ante los espectaculares enfrentamientos entre los estudiantes y la policía, que tuvieron lugar el 6 de mayo en la Sorbona[2]. Hacen la portada de los periódicos cotidianos y las revistas semanales, es decir L’Express, Le Nouvel Observateur y particularmente Paris Match en aquella época, dedican reportajes de varias páginas. Cada una de aquellas revistas semanales tiene sus hábitos editoriales que se expresan particularmente en el uso del blanco y negro o el color. El blanco y negro domina en L’Express y Le Nouvel Observateur pero Paris Match es muy colorido. De gran formato, la portada es en color, su número de páginas varía entre 150 y 180, de las cuales sólo la mitad se imprime en blanco y negro. Un tercio del número consiste en publicidad y el resto de información. Adquirida por Jean Prouvost en 1938, la revista deportiva Match, se convirtió en una revista de noticias, al reaparecer en 1949. Al elegir el color se diferencia inmediatamente de sus competidores. En su testimonio, el ex periodista Guillaume Hanoteau subraya esta elección, ya que ésta caracteriza, según él, el atrevimiento que definía al equipo de la revista: “Se había decidido en el Consejo de Administración que para lanzar Paris Match, dedicaríamos muchas de sus páginas a fotos en color. Fue una innovación. El Match, revista de pre-guerra, nunca había usado el color […]. Uno quería, sin embargo, en 1950, provocar con este color una sorpresa y un shock. Esto no fue sin imprudencia porque la técnica de estas fotos aún era poco conocida en Francia[3]”. Al menos uno de los reportajes anunciados en la portada de la revista, se ilustraba en color en las páginas interiores, jerarquizando la información a través del color[4]. En el caso de la revista, el dominio progresivo de las técnicas de color era parte del proceso de tratamiento de las noticias. Paris Match obtuvo éxito rápidamente con una impresion tres veces mayor que el de sus competidores : disfrutaba de una supremacía poco cuestionable con los lectores en 1968 ya que en ese momento era la revista más leída[5] y también era muy importante para los profesionales del fotoperiodismo de aquella época. En su biografía, Hubert Henrotte, director de dos de las más importantes agencias fotográficas de aquél entonces (Gamma y Sygma a partir de 1973), rara vez especifica el nombre de las revistas en las cuales se publicaron las fotos y/o los reportajes de sus agencias, excepto para las publicaciones en Paris Match[6]. Estas están asociadas sistemáticamente al éxito, a la consagración del fotógrafo y de la agencia[7]. En la primavera de 1968, Paris Match domina la prensa semanal de información, se distingue por un uso importante del color, y es la revista de referencia en la cual hay que publicar sus fotos.

Continuer la lecture de Fotoperiodismo y fotografia documental en México desde 1968. El color de Mayo del 68 francés. La revista Paris Match frente a los acontecimientos de mayo y junio de 1968

Le Fonds Sygma exploité par Corbis. Une autre histoire du photojournalisme

Au printemps 2017, le n°35 d’Études photographiques signait la fin de cette revue, que l’on regrettera. Largement consacré aux images du  photojournalisme, nous y avons publié avec Sébastien Dupuy1 un article écrit à quatre mains à propos du fonds Sygma tel qu’exploité par Corbis dans les années 2000-2010. En effet,  à la faveur du contexte de crise de la transition numérique, nous avons pu avoir accès au fonds Sygma, parangon de la nouvelle génération d’agences photographiques qui émerge en France à la fin des années 1960. Il présente les traces matérielles de sa gestion et de son reconditionnement et celles des classements antérieurs. Ces traces permettent de proposer une description des activités de l’agence qui tient compte de ses contraintes industrielles, esquissant les contours d’une autre histoire du photojournalisme2. L’article est construit en quatre temps : Continuer la lecture de Le Fonds Sygma exploité par Corbis. Une autre histoire du photojournalisme

  1. Sébastien Dupuy a été rédacteur en chef du service Collections & Photographes à l’agence Corbis-Sygma et a mené, de 2004 à 2010, le projet d’editing et de numérisation des fonds photographiques de l’agence Sygma. []
  2. Les auteurs remercient André Gunthert pour son soutien et ses relectures ainsi que Laureline Meizel []

Color in photojournalism in the 1960’s and ’70s.

Interview by Michel Poivert for Les Cahiers de la Fondation Caron n°1 (spring 2015 issue), Fondation Bru and Filigrane editor. En français ici.

Cahiers-Fondation-Caron_Couleur n°1.
Cahiers-Fondation-Caron_Couleur-01.

Michel Poivert : The history of the press seems a good place to observe our culture of color photography. In the 1960s, how did the French press choose to print either in black and white or in color? Was there a standard way of operating, or did different newspapers and magazines follow different approaches?

Audrey Leblanc : In the mid-1960s, while daily newspapers were entirely in black and white, weeklies commonly published their covers and only about 20 percent of their illustrations in color using the four-color process. At that time, L’Express, Le Nouvel Observateur and Paris Match dominated the news magazine sector.

Each of these magazines had its own editorial practices, including the use of black and white or color. L’Express issues were composed of nearly 200 pages on average, with about 30 pages of color advertising. The inside pages were mostly black and white, occasionally brightened up with monochrome printing. Le Nouvel Observateur, with an average of 50 pages, used color on its cover in the form of monochrome highlights, while the inside pages featured mainly black and white, with rare color advertisements.

Continuer la lecture de Color in photojournalism in the 1960’s and ’70s.

La couleur dans le reportage. Les années 1960-70.

Cahiers Fondation Caron_Couleur 02
4ème de couverture du Cahier n°1 de La Fondation Caron consacré à la couleur.

 Le n°1 des Cahiers lancés par la Fondation Gilles Caron, soutenue par la Fondation Bru, est paru aux éditions Filigranes, dirigé par Michel  Poivert. Sous la forme d’un entretien (in english here), mon  point synthétique sur la couleur dans le reportage des années 1960-1970:

Michel Poivert : L’histoire de la presse semble un bon laboratoire pour observer notre culture de la photographie en couleur. Dans les années 1960 en France, comment la presse distribue-t-elle l’édition noir et banc ou couleur dans ses pages ? Y-a-t-il une manière de procéder qui soit devenue “standard” ou bien observe-t-on des partis-pris selon le type de journaux et magazines ?

AL : Au milieu des années 1960, les quotidiens sont intégralement en noir et blanc et les hebdomadaires publient couramment leur couverture et environ 20% de leur iconographie en quadrichromie. La presse magazine d’actualité est alors dominée en France par L’Express, Le Nouvel Observateur et Paris Match.

Continuer la lecture de La couleur dans le reportage. Les années 1960-70.

Couleur et Photojournalisme : Cahier n°1 de la Fondation Caron.

Cahiers Fondation Caron_Couleur 01
Couverture du Cahier n°1 de La Fondation Caron.

Le n°1 des Cahiers lancés par la Fondation Gilles Caron, soutenue par la Fondation Bru, est paru aux éditions Filigranes. Dirigé  par Michel  Poivert, ce numéro inaugural est consacré à la couleur, un thème “emblématique de la volonté exprimée par Marianne Caron, présidente de la Fondation et Louis Bachelot son directeur : faire de l’œuvre photographique de Gilles Caron un espace de réflexion au-delà de l’étude du corpus de l’auteur lui-même.

Continuer la lecture de Couleur et Photojournalisme : Cahier n°1 de la Fondation Caron.